Estudios de caso

Mediante las cortinas para eliminación de guardas de protección y aumento de eficiencia, de Keyence, Robert Bosch ha logrado disminuir su tiempo de ciclo.

La multinacional quiere continuar realizando la inspección de sus productos por sí misma. Ahora puede automatizar completamente sus líneas de producción y, en el proceso, reducir al mínimo el riesgo de error humano.

Nutrition & Santé es el fabricante de alimentos orgánicos y naturales líder en Europa. Sus líneas de producción son capaces de fabricar galletas en pilas de 4 o 5 unidades, que luego son envueltas en paquetes e insertadas en un empaque de cartón a gran velocidad.

Mediante el uso de los sensores de la Serie LJ-G de KEYENCE, el Fabricante de Equipo Automotriz fue capaz de automatizar el proceso de inspección de las ranuras en el tablero de los vehículos por donde se despliegan las bolsas de aire. Esto dio como resultado mediciones estables y un rápido retorno de la inversión.

El Problema: El cargador de bandejas automatizado de vez en cuando colocará alguna bandeja de forma inapropiada sobre la banda transportadora. Esta bandeja mal colocada puede ocasionar que la línea de producción se bloquee, generando tiempos muertos, daños a máquinas y un peligro potencial para los operadores.

El Problema: Cada tubo de ensayo en una gradilla debía contener una perla. Pero sucedía que algunos tubos alcanzaban a pasar sin la perla o con más de una. Todas estas perlas se colocan mediante un tubo neumático.

El Problema: Las terminales de estilo autónomo tienen paneles de pantalla táctil que actúan como interfase entre el cliente y la máquina.
Se requería una manera para anunciar al quiosco que un cliente se aproximaba a la máquina. Esto le permitiría "apagarse" durante períodos de inactividad. Esta suspensión ahorraría numerosos costos durante la vida de la máquina.

El Problema: El cliente no podía parar la línea debido al proceso de sinterización o por el tiempo necesario de curación en el horno. Debido al intervalo de tiempo entre las mediciones, el producto a veces bueno tenía que ser desechado junto con el malo, costando tiempo de producción y dinero. Los calibradores podían potencialmente dañar el producto y las lecturas eran inconsistentes de turno en turno.

Para visitantes que vieron esta página