Tipos y características de los Sistemas de Medición

Medidores de Rugosidad

Visión General

Los medidores de rugosidad, también llamados "medidores de rugosidad superficial", son instrumentos que miden la suavidad (grado de rugosidad) de la superficie de un objeto. Los principales tipos de medidores utilizan sondas o láseres. Convencionalmente, los modelos más comunes utilizan una sonda de diamante, pero los tipos ópticos se han vuelto más comunes, debido a la preocupación de que la sonda de diamante pueda dañar la superficie de semiconductores y objetos similares, durante la medición. Algunos modelos pueden medir superficies planas y curvas. Recientemente, también han aparecido modelos que pueden mostrar una imagen 3D de la forma, en base a los datos medidos de la superficie.
Los ejemplos de aplicaciones de medidores de rugosidad incluyen la verificación del desgaste en superficies metálicas, comprobación de superficies cortadas y revisión de acabados de pintura. Con la fabricación de cada vez más componentes electrónicos, utilizando el procesamiento de película delgada, algunos medidores de rugosidad pueden incluso realizar mediciones en el orden de los nanómetros.

Construcción y Aplicaciones

Construcción y aplicaciones de medidores de rugosidad
A
Soporte vertical
B
Unidad motriz
C
Aguja (detector)
D
Mesa
  • Las sondas comúnmente usan una punta con un radio de 2 μm. Sin embargo, para productos mecanizados de precisión, sondas con una punta en el rango de 0.1 a 0.5 μm también son comunes. Pueden ocurrir variaciones en los valores medidos dependiendo de la sonda utilizada, por lo que es esencial verificar con anticipación si la punta es la apropiada.

Cómo utilizar un Medidor de Rugosidad

  1. Con un medidor de rugosidad de tipo contacto, la rugosidad de la superficie se mide perfilando la sonda sobre la superficie del objeto. En contraste, un medidor de rugosidad sin contacto basado en láser emite un rayo láser sobre el objeto y detecta la luz reflejada para medir la rugosidad.
  2. La dirección de la medición es la clave para una medición exitosa. Por ejemplo, un producto metálico procesado se mide generalmente de forma perpendicular a la dirección del procesamiento, de modo que el medidor de rugosidad pueda capturar las características de la superficie de manera más confiable.
  3. La velocidad de medición es también un elemento clave para una medición precisa. La medición se realiza primero lentamente, y luego se aumenta la velocidad mientras no se produzcan fluctuaciones en los valores medidos.

Precauciones de Manipulación

  • Se requiere una calibración periódica para realizar mediciones correctas.

Inicio